Opinión

Published on May 15th, 2013

141

El genocida

En mayo de 2015 publiqué acá acerca de genocidio, en ese entonces no conocía que todas las ONGs encargadas de recopilar evidencia, de armar los casos, de publicitarlos y publicarlos en medios y demás, eran financiadas por George Soros, tampoco había consultado con otras fuentes que no fueran las mismas de izquierda, y así como Pamela Yates reconoció el error en su documental Cuando Las Montañas Tiemblan, igual acá corrijo la nota.

1-La información que da la izquierda, que es casi siempre la única que difunde información de los casos, está profundamente sesgada, para muestra, esta corrección:

2-Es sumamente importante conocer los contra argumentos:

Ahora bien, expongo aquí una revisión en relación al tema, es importante tomar en cuenta que es un tema legal, no es uno subjetivo sino legal.

Guatemala adoptó ciertas propuestas de ley creadas en las Naciones Unidas, las mismas que crearon el nefasto experimento CICIG, la ley guatemalteca expresa esto en relación a genocidio:

ARTICULO 376. Comete delito de genocidio quien, con el propósito de destruir total o parcialmente un grupo nacional, étnico o religioso, efectuare cualquiera de los siguientes hechos:

  1. Muerte de miembros del grupo.
  2. Lesión que afecte gravemente la integridad física o mental de miembros del grupo.
  3. Sometimiento del grupo o de miembros del mismo, a condiciones de existencia que pueda producir su destrucción física, total o parcial.
  4. Desplazamiento compulsivo de niños o adultos del grupo, a otro grupo.
  5. Medidas destinadas a esterilizar a miembros del grupo o de cualquiera otra manera impedir su reproducción.

En otras palabras, no se trata de lo que usted crea o no que es genocidio, se trata de lo que la ley anterior describe, si leemos las cinco consideraciones, las bombas de Hiroshima y Nagasaki fueron genocidio, la guerra civil de EEUU fue genocidio, en sí todo conflicto armado sería genocidio, sin embargo, cuando leemos lo que marqué en negrilla, “con el propósito de destruir total o parcialmente un grupo nacional, étnico o religioso”, la cosa cambia, esto es lo que los juristas llaman dolo, la intención.

Como alguien que estuvo presente en varias audiencias en relación al tema del conflicto armado, me consta que los documentos presentados por la defensa, las famosas pruebas de descargo, dejan claro que el plan era detener la insurgencia, esa que con bombas asesinó a cientos de personas inocentes sin que fueran parte del ejército, algo que los grupos de izquierda no gustan contar, algo que NO aparece en sus libros.

Es importante comprender que la intención de la insurgencia era derrocar el gobierno de ese entonces e implantar un régimen comunista, y hoy por hoy podemos constatar lo que sucede con esos regímenes, la Venezuela y Nicaragua del 2013 no son las mismas que las del 2018, queda claro que las supuestas “soluciones” de estas personas sólo se pueden lograr por la fuerza.

Hoy por hoy me consta el caos que hubo el 14 de septiembre de 2017 cuando un ministro de gobernación fantoche dejó que el desastre y destrucción gobernaran las celebraciones patrias, y también me consta cómo el ejército mantuvo la seguridad y orden en las celebraciones patrias del 14 de septiembre de 2018, esto me llevó a comprender por qué tantísimas gente apoya al ejército de Guatemala.

Por otro lado, cuando empecé a indagar acerca de este tema, cuando decidí profundizar, las personas de izquierda fueron celosas con la información, algo que me hizo ver que había gato encerrado, es más, le escribí al mismísimo Allan Nairn sin obtener respuesta, fue porque decidí seguir investigando, porque fui a las audiencias, que mi perspectiva cambió, pero más importante, fue ver la reacción, ataque y desacreditación que me dieron estos grupos claramente de izquierda lo que me mostró en carne viva lo que estos grupos hacen, crear mitos y leyendas para desacreditar a toda oposición, aún aquella que quiere que exista verdadera ajusticia social.

Porque me atreví a ir con ambos bandos a pedir que me contaran la historia, porque pedí que me mostraran evidencia, fue que llegué a comprender que la izquierda es profundamente mentirosa, no que la derecha sea inmaculada, pero no es tan nefasta como la izquierda, le pregunté a un Kaibil que tuve el gusto de entrevistar acerca de la leyenda de que sacaban niños de las entrañas de mujeres embarazadas para estrellarlos contra las paredes, y me contestó “¿En la selva hay paredes?”, es más, me compartió un libro el cual usaron de inspiración para crear todos los mitos y leyendas que crean.

Ahora, como siempre he dicho aún en mis vídeos, yo nunca he pedido que crean en lo que comparto, al contrario, pido que sea refutado, acá les comparto el libro de Oliverio… vean quién lo financió:

Ese libro se usó como “evidencia” en el juicio Molina Theissen, y gracias a información pública de “altruistas” podemos ver qué ONGs reciben dinero de Soros:

Puede encontrar más información aquí:

$25.16 Millones de Dólares para ONGs Guatemaltecas

Ahora bien, en la pregunta de si hubo o no genocidio en Guatemala, la respuesta es simple… ¿Tienen evidencia sólida y dura que pruebe que el ejecutivo y/o ejército ordenaron puntualmente acabar con una etnia en específico? Porque las evidencias lo que nos muestran son órdenes que establecían proteger a la población civil de la insurgencia, algo que ahora he visto hacer al ejército al mantener el orden en recientes actos cívicos, algo que los imbéciles de izquierda llaman “represión”, como confunden libertad con libertinaje, para ellos la seguridad ciudadana es un atentado contra su libertinaje.

 





Back to Top ↑