Opinión

Published on February 24th, 2016

3

Ilustres intelectuales…

¿En dónde nos encontramos?

Ilustres intelectuales, yo soy parte de su audiencia, yo soy parte del público que los lee, ese público que en ocasiones está de acuerdo con ustedes y en otras ocasiones no, soy parte de su grupo objetivo, soy uno de tantos a quien ustedes envían su mensaje al hacerlo público, soy parte de ese posible colectivo que puede tanto apoyar sus ideas como desestimarlas, yo aquí sólo soy el receptor de sus letras.

Dejando claro mi papel y estando clara mi ubicación, creo que es importante ver dónde se ubican ustedes, quienes presumen ser personas altamente educadas, académicamente preparadas, exquisitamente cultos, conocedores de toda teoría y práctica social y política, eternos viajeros conocedores de cientos de culturas millones de veces más avanzadas que la nuestra en Guatemala, personas que presumen de una moral extremadamente alta, promotores del desarrollo, la inclusión, la equidad sobre la igualdad y más que todo, paladines de la tolerancia. Ustedes son quienes publican en diarios sus columnas con el fin de llegar a gente como yo, ustedes que vía la radio, la TV o el internet comparten su mensaje en un programa para que llegue a gente como yo, ustedes que representan ONGs con el fin de hacer llegar su mensaje a gente como yo, ustedes que pertenecen a grupos políticos y/o movimientos cívicos que buscan el apoyo de gente como yo; ustedes son los emisores, los líderes de opinión justamente por ser ilustres intelectuales.

Estando claros nuestros papeles quiero compartirles varias observaciones tanto a ustedes como a su audiencia, observaciones que merecen ser abordadas aclarando siempre que a pesar de los intercambios que hemos tenido en línea estas observaciones NO son a título personal y al mismo tiempo hacerles ver que señalar algo NO me hace odiarlos o envidiarlos, no hay nada tan loable que no tenga algún punto que no merezca una sana crítica y hacer esta crítica NO me hace odiar todo un colectivo, movimiento, idea o persona en particular.

¿Por qué nombres de usuario tan infantiles?

En 1998 cuando yo apenas tenía 18 años y empezaba a vender mis servicios programando opté por dejar de usar una cuenta de correo con un pseudónimo y utilizar una con mi nombre y apellido, esto con el fin de mostrar seriedad. Esta misma práctica sigo utilizando en mis cuentas de redes sociales. Sin embargo, ustedes ilustres intelectuales me sorprenden con la práctica de usar “nicknames” y nombres de usuario dignos de kermesse de colegio del 98, para muestra el siguiente listado:

¿Buscan ser tomados en serio con esos nombres de usuario?

Y antes de que insinuen que esto que les comparto son “ataques ad hominem” dejo claro que como alguien que ha trabajado por años en agencias de publicidad, por años en social media, sé y me consta que un buen nombre es parte de la clave del éxito para llegar a una audiencia, más si es un nombre serio, esto es el ABC o el “back to basics” de la comunicación, supongo que ustedes ilustres intelectuales tienen noción de esto que les comparto. Sin embargo, algunos de ustedes no sólo utilizan un nombre de usuario “loco” y poco serio, algunos de ustedes viven en el anonimato a pesar de ser grandes autores de libros tal cuál es el caso de Thelma Patricia Cortez Bendfeldt más conocida en Twitter como @DeNicte y muchos de ustedes no colocan su rostro en su avatar.

Luego en sus perfiles en línea se lee una breve descripción de su persona, la famosa “bio de Twitter” la cuál sirve como gancho para atraer a nuestra audiencia, sin embargo, en sus perfiles nos encontramos con frases que dan en qué pensar, frases como “Mensajera de Xibalbá”, “Qué dedos tan grandes y peludos tienes”, “Mi mala fama no significa nada”, “Godzilla es mi mascota”, o un “Mamífero bípedo, de la especie Homo sapiens”.

Viendo esto es dónde yo como su audiencia me pregunto…

¿Son ustedes comunicadores o sólo juegan a serlo?

¿De verdad quieren ser tomados en serio con esos nombres de usuario y esas bios de Twitter?

Aunque supongo que cada quien planifica su estrategia según su audiencia y leyéndolos se hace uno la idea de a qué audiencia buscan.

¿Pueden entender las cosas en un contexto no literal?

Este es el siguiente problema que tienen los ilustres intelectuales, son literalistas, su cerebro ahogado en toneladas de letras y textos no tiene espacio para hablar y comprender a cualquier mortal, sencillamente no pueden, son como el personaje Drax el Destructor de la película Guardianes de la Galaxia, incapaces de comunicarse con alguien normal en un lenguaje simple e informal.

Por ejemplo, la ilustre Gloria Álvarez jamás comprendió cuando le expresé en persona “juntémonos a debatir ideas como dos ciudadanos comunes y corrientes” y convirtió aquella idea mía de tener una tertulia en un café con un par de amigos haciendo un vídeo en línea en todo un evento con tiempos, audiencia y moderador, y dios me guarde le decía que no iba a ser así porque el universo entero colapsaba, pero lo más triste no es que ella no entendiera esto, lo más triste es que al iniciar a platicar volví a aclarar que sólo quería debatir ideas de manera informal y a pesar de ello actuó igual que Drax diciendo “si tú no sabes qué es un debate no es mi problema” jajajajaja pero todavía más triste, al día de hoy todos los ilustres intelectuales siguen inhabilitados para comprender que si un ciudadano normal te dice “vos, juntémonos en un café a debatir ideas” esto NO es una invitación a crear todo un evento con moderador, tiempos, temas puntuales y audiencia presente.

Glow Lost in translation

¿Comprenden una respuesta al sarcasmo?

La ilustre escritora tanto de libros así como de su blog Diario de una Ninfómana, Thelma Patricia Cortez Bendfeldt aka @DeNicte escribió lo siguiente en Twitter

Profunda

Al parecer la letrada intelectual e ilustre escritora olvidó el tratamiento ortográfico que reciben los nombres propios y no utilizó mayúsculas, al mismo tiempo fue incapaz de comprender una respuesta simple interpretándola de la forma errada ya sea con malicia o por simple incapacidad para luego hacer mofa de la misma, mi respuesta fue la siguiente:

140 letras

El mensaje que quise comunicar en los limitados 140 caracteres era: “No, nadie me ha regalado una computadora, al contrario, NO siendo un ilustre intelectual como ustedes puedo generar el capital suficiente para no sólo comprarme una sino 4 computadoras, una de ellas una Mac Pro con un costo aproximado de Q68,000, a mí nadie me regala nada”, sin embargo, el séquito de ilustres intelectuales interpretó un “osea puesn, como tengo una compu Mac soy bien pilas puesn” jajajajaja aunque reconozco algo, tengo parcialmente la culpa en ese mal entendido porque asumí que los ilustres intelectuales sabían seguir un hilo de conversación, supuse que si el tema era una computadora y qué tan “tonto” era, la respuesta les haría sentido, pero al parece ser estos no comprenden nada que esté fuera de sus millones de textos, menos de tecnología.

Para colmo @leganki, una usuaria también bastante ilustre e intelectual y también anónima me invitó a donar a alguna escuela el equipo con el que trabajo yo y mi gente, no cabe duda que son ideas bastante intelectuales. Luego de ello esta misma usuaria interpretó un “no mamaíta” como una forma “machista” de trato cuando comúnmente se usa para tratar a alguien que NO comprende… sin embargo ahora me intriga su conclusión ya que siguiendo esa lógica no sé si el decirle a alguien “no papaíto” sea hembrista o sexista.

Un último caso que nos muestra cómo los ilustres intelectuales son incapaces de comprender a un mortal es el ilustre Oscar G. Pineda quien dedica su vida a estudiar filosofía y ciencia e invita a cuestionar hasta lo que no se debe cuestionar siempre y cuando NO sea algo que le ofenda porque entonces escribe un artículo completo con dedicación, pero sin nombre (bastante maduro).

Oscar y un colectivo de ilustres intelectuales “feministas” jamás pudieron comprender algo que les expresé, les compartí: “El día de hoy es de no-violencia de género, centrarse únicamente en la mujer como víctima y únicamente en el hombre como victimario es sexista y va justamente en contra de lo que promueve el manifiesto feminista” también les hice ver que era contraproducente, ya se está haciendo ver en la sociedad lo distorcionado del mensaje como nos muestra este vídeo:

Sin embargo ellos interpretaron de mis palabras un “el feminismo es estúpido y lo odio” y arremetieron con mi persona a título personal insultándome y escribiendo todo tipo de texto de indignación donde en conjunto se laureaban mutuamente por haber dicho que quien no piense como ellos “tiene la cabeza firmemente incrustada dentro del culo” jajajaja algunos llegaron a decir que yo estaba generalizando, cuando son ellos los que generalizan al decir que sólo las mujeres son víctimas y sólo los hombres son victimarios… pero no hay poder de dios que los haga comprender ese punto, aunque honestamente es de esperar esta actitud de personas como Oscar quien cuando le hablé en persona acerca de otro tema que debatíamos optó por gritarme un “Sos un imbécil” en vez de hablar con argumentos, y yo al recibir seejante insulto tan intelectual le pregunté sereno y calmado “¿Y eso te hace sentir más intelectual?”, Oscar sin responder terminó por irse despavorido con los ojos vidriosos a punto del llanto.

Intelectuales pero emotivos

El siguiente problema de los ilustres intelectuales es que son demasiado emotivos, son grandes partidarios de un diálogo de altura e inclusivo, PERO no soportan a nadie que no piense como ellos haciendo evidente su malestar llegando a insultos y berrinches, eso sí, cuidadito alguien más que no sean ellos insulta porque entonces se indignan y pierden por completo el foco del asunto.

El primer ejemplo de este caso viene por la publicación realizada por El Periódico el 24 de enero 2016 donde había una nota que contaba el nombramiento de Edgar Ling Lorenzo Chin director como director en Conjuve utilizando como título “Ni corruptos, ni ladrones. Pero sí payasos y maricones!”.

Como ya aclaré al principio de la nota, yo soy parte de la audiencia, yo a pesar de todo soy un pinche mortal, yo no soy un ilustre intelectual, yo sólo soy una persona común y corriente, un ignorante de muchísimas cosas, lo que sí NO soy es estúpido y es justamente lo que hay que ser para creer que un diario como El Periódico no sabía que usar el término “maricón” como título de nota no iba a causar revuelo y pasar a segundo plano los favores políticos dados a Edgar Ling Lorenzo Chin por parte de FCN-Nación, también hace falta ser estúpido para NO saber que todo el revuelo duraría un día ya que los diarios suelen enmendar todo con una nota de disculpa al día siguiente.

Pero no, los ilustres intelectuales en vez de ver la evidente estrategia de distracción en la nota y priorizar la denuncia al tráfico de influencias y favores políticos decidieron con juicio emotivo dejarse llevar por un título diseñado justamente para distraer. Y ojo al dato, yo, un simple mortal, platiqué con varios amigos de la comunidad LGBT previo a comentar en línea y todos ellos me expresaron que más indignante que el término “maricón” era el tráfico de influencias, que el término “maricón” lo interpretan y usan más para referirse a alguien “falto de valor” que a alguien homosexual. Sin embargo, sé que esta opinión emitida por ellos NO va a ser la de toda la comunidad LGBT.

Opinión

Igualmente, al expresarme en las redes sociales tratando de hacer hincapié en priorizar la indignación más por el tráfico de influencias que por el insulto sin por ello anular por completo el segundo, lo que recibí de los ilustres intelectuales fue insultos. ¿Acaso no es contradictorio?

Lucía Escobar aka @liberalucha me comentó en Twitter:

Congruente

Veamos, imagínense que alguien que “lucha por los derechos de todos, por el diálogo, por un NO a la discriminación” te diga:

“Considerando los sentimientos de todos hemos terminantemente prohibido insultar, quien insulte es un tarado”

¿Acaso no es esto doble moral? ¿Acaso no se predica con obras y no con palabras?

Ilustres intelectuales, dogmáticos, no pragmáticos

Uno de los más grandes problemas de los ilustres intelectuales es que sólo saben de dogma y no de la práctica, de la ejecución, se quedaron perdidos en los textos y las teorías y prácticamente no saben cómo poner en práctica nada.

Un ejemplo de esto es Gloria Álvarez que en nuestro “debate” expresó que había que quitar los impuestos de importación… por un segundo y sólo por darle el beneficio de la duda le dije “¿Cómo?”, supongamos que lo que dice Gloria Álvarez es una buena idea, anular por completo el ingreso de capital para sustentar el estado, el dinero para que exista policía, municipalidad, catastro, infraestructura, tribunales, etc. ¿Cómo yo como ciudadano común y corriente puedo lograr que se anulen los impuestos? ¿Qué hace falta que los ciudadanos hagamos para que esto pase? Porque hasta el plan más loco y la idea más estúpida requieren de un plan de ejecución… y ahí nos perdimos con Gloria.

Lo mismo sucede con todos los ilustres intelectuales, propusieron sacar al corrupto presidente Otto Pérez, pero jamás planificaron en lo más mínimo postular a alguien que sí fuera honorable para suplantarlo y el congreso terminó poniendo a un viejito ultraderecha que llegó sólo a traestear el salario de la clase trabajadora. Eso sí, todos los ilustres intelectuales aprovecharon a tomar el crédito del acontecimiento tomándose el clásico y superficial selfie mostrándose “indignados” en la plaza central portando consignas y pancartas, pero la cosa sigue igual.

Un mundo de blanco y negro

Algo curioso de los ilustres intelectuales es que para ellos el mundo es de blanco y negro, o estas con ellos o estás en su contra, algo que dejaron en evidencia en mi “debate” con Gloria Álvarez, porque previo a ese encuentro asumieron que estaba “en su bando” por cuestionar a su “rival” haciéndome llegar comentarios y sugerencias, y cuando vieron que no “hubo sangre” y que la cosa no se trató de humillar a Gloria y no fue algo a título personal terminaron arremetieron en mi contra. Curiosamente sabiendo yo que así iba a ser su reacción de los ilustres intelectuales luego del evento, previo a este intenté comunicarme con alguno de ellos para expresarles que no era una confrontación pasional sino una invitación a tratar de dialogar y ver planes de ejecución, sin embargo, estaban demasiado ocupados para atender a un mortal.

También evidente esa mentalidad dual en el tema de genocidio, estuvieron totalmente apoyándome cuando comenté que yo en lo personal creo que la justicia debe llevar a prisión a todo asesino, más a un genocida, pero me lincharon en línea cuando comenté que en este momento no me parecía algo prudente que a las víctimas se les indemnizara económicamente cuando el estado en este momento de coyuntura lo que menos le conviene es más fuga de capital, más aun teniendo en cuenta que la administración actual poco tiene que ver con la administración que ejecutó tan deplorables actos, sin embargo esto que compartí es sólo una opinión mía, de la audiencia, no de un ilustre intelectual.

La mentalidad dual de los ilustres intelectuales les hace creer que me gusta llevar la contraria todo el tiempo como mencionó @MB1193 y no logran comprender que ser realista y pragmático jamás va a encajar con un dogma o ideal.

Dual

No le pregunte a un ilustre intelectual

Un factor común de los ilustres intelectuales es que son tan pero tan iluminados que es imposible intentar interactuar, dialogar (o debatir) con ellos sin salir tildado de ser un idiota, un imbécil, un tarado, un ignorante, un pendejo, etc. etc. etc. Algo que me intriga muchísimo ¿En serio cómo logran una audiencia a base de tratarlos con condescendencia? ¿Han considerado ir con un psicólogo para ver si no tienen algún poco de complejo de inferioridad? En mi caso muy particular me causa gracia, yo jamás nunca he dicho “yo soy un ilustre intelectual iluminado” sino lo contrario, he sido franco en decirles que ignoro algunas cosas, PERO no por ello me doran la píldora fácilmente, sin embargo, eso no los ha detenido de insultarme a mí o a cualquier otra persona:

Clásico

Un error que comete muchísima de la audiencia de los ilustres intelectuales es suponer que estos tienen la respuesta a todos los problemas, es algo común que así se crea, sin embargo, ellos en realidad NO tienen ninguna respuesta, ellos son dogmáticos y NO pragmáticos y ese es justamente la razón de que escribo todo este largo texto.

Ni se le ocurra preguntarle a un ilustre intelectual cómo solucionar algo, lo más probable es que lo paren insultando:

Los ilustres intelectuales NO tienen la más remota idea de cómo solucionar un problema, solucionar los problemas NO es ni su visión ni su misión, menos su trabajo y la razón fundamental de ello es que si no existe algo que tengan que denunciar sencillamente se quedan sin trabajo, como dijo Lucía Escobar aka @liberalucha en una entrevista “en Guate no podes sólo vivir de cocteles y exposiciones” [sic]

¿Qué haría un Juan Pensamiento Velasco sin qué escribir para un diario? Tendría que trabajar de algo más productivo que sólo escribir ¿Qué haría una Leslie Alejandra Galicia Mazariegos sin tener que publicar de algo malo en el gobierno? ¿Buscar trabajo como ingeniera? ¿Qué haría Oscar G. Pineda sin religión con la que luchar, sin libros qué vender en sus “talleres de lectura” y sin gente que insultar y tratar con condescendencia? ¿Hacer vídeos en YouTube con música pirata y sin crédito? ¿Qué haría Gloria Álvarez en un mundo libertario 100% capitalista sin poder ser vocera de una ideología y representante de un partido político? ¿Modelo?

¿Soluciones?

Amigos ilustres intelectuales, yo al igual que muchos otros guatemaltecos NO estamos interesados en cursar toda una carrera de ciencias políticas, de estudios de género o de filosofía, no tenemos el tiempo de fumarnos tanto texto ni de inhalar tanta información, los guatemaltecos trabajadores, los emprendedores, los peones y proletariado sólo queremos que las cosas funcionen, tenemos poco tiempo para escucharlos, poco tiempo para comprender sus teorías y propuestas porque a diferencia de ustedes nos dedicamos a ejecución porque de lo contrario no comemos, para nosotros el lenguaje es simple y directo, un “debate de ideas” es una reunión de amigos en un café, bar o restaurante y no un magno evento, no tenemos el tiempo para investigar todas y cada una de sus tesis y en muchas ocasiones les damos el beneficio de la duda a mucho de lo que nos comparten.

Sin embargo, yo como parte de su audiencia les expongo, están quedando mal, no están siendo serios, no están siendo congruentes, no están proponiendo acciones, pareciera que NO tienen ni visión ni misión en su diario actuar, pareciera que no tienen metas y su única determinación diaria es ser el típico troll sólo por aumentar su audiencia y escribir una columna, algo que en primer mundo se reserva para la audiencia y no para los emisores de opinión ilustres e intelectuales, más cuando son embajadores de algún movimiento, ideología o medio, sus insultos y berrinches en línea son igualmente ofensivos que el titular que utilizó la palabra “maricón” en un diario, su forma de interactuar NO es madura ni está a la altura de lo que supuestamente ustedes representan.

Ustedes hablan de conciliación con la boca y predican la confrontación con sus acciones en línea, hablan de tolerancia y terminan insultando y bloqueando a alguien como yo que NO les ha insultado en absoluto, hablan de diálogo pero se tapan los oídos cuando alguien les expresa una idea que NO les gusta, hablan de ser incluyentes pero NO están listos a incluir a alguien que piensa diferente a ustedes, hablan de ideas pero cuando les presentan una contraparte lo toman a título personal, exigen a un gobierno ser serio y formal pero cual payasos hacen mofa y burla de todo, aún de su propia audiencia.

Yo en lo personal no los odio, yo creo en la conciliación, en el diálogo, en el sano debate de las ideas, pero no solo creo en ello, lo practico a diario, escucho a todos sin discriminar raza, credo, ideología, religión, clase social, etc. Escucho atento hasta la idea más estúpida y jamás he tratado con condescendencia a nadie mucho menos le he faltado el respeto siempre cuando se me respete.

Amigos ilustres intelectuales, los invito entonces a que pongan sus barbas en remojo, a que hagan el inimaginable esfuerzo de autoanalizarse, de ubicarse como comunicadores y actuar como tales, a no dejar de criticar pero también proponer, a afrontar puntos de vista diferentes, a ser más gente, más humildes, más humanos, a bajarse de la nube de libros y textos y compartir con los mortales soluciones prácticas, a dejar los insultos, calificativos y desacreditaciones por un lado, al final de cuentas aquí vamos todos en un mismo barco, si se hunde nos hundimos todos sin ninguna diferencia.

“Update”

Todo el texto anterior lo escribí hace poco más de 3 semanas, hasta el día de hoy martes 22 de febrero pude tener el tiempo de darle el formato que quería, en ese tiempo sucedieron algunas cosas que quiero incluir.

Patricia Cortez aka @DeNicte afirma que le puse block en Twitter, esto es falso, nunca la he bloqueado, sólo bloqueo a alguien cuando su única finalidad es ser un troll sin buscar un diálogo productivo.

Mentira

Gloria Álvarez aka @CrazyGlorita sí me tiene bloqueado a mí argumentando que la he insultado, comparto la evidencia, un screenshot. Jamás la he insultado, he hecho parodia de un par de cosas bastante parodiables e invitado a que contacten a sus jefes para expresarles su opinión de la “comunicadora”, jamás le he insultado en ninguna red social y si dice lo contrario esperaría mínimo una toma de pantalla.

¿Y el diálogo?

Juan Pensamiento también me tiene bloqueado, supongo que será porque es su forma de predicar la tolerancia.

¿Y el diálogo?
¿Y el diálogo?
El comal le dijo a la olla.
Respetuoso

Lo anterior confirma lo que les vengo a compartir este día, esa actitud de mentir y bloquear, de “no aguantar” ningún intercambio que afecte cualquier idea en particular, señoras y señores, el ideal de la unidad en el país NO se logrará cuando todos pensemos de forma idéntica, no va a ser cuando todos creamos en lo mismo, será cuando a pesar de las gigantescas diferencias que tengamos estemos dispuestos a dialogar y trabajar juntos, cuando la meta deje de ser la confrontación, la controversia, el llenar la cuota de textos del día, cuando la meta sea enfocarnos en reconocer los problemas y ver de solucionarlos de forma pragmática y científica u no de forma dogmática, así seamos los más grandes ilustres intelectuales o los más salvajes tarados y animales, simple como eso.

Los invito entonces a romper la rutina, a predicar con acciones, a dejar los prejuicios que practican y que paradójicamente dicen estar en contra, a dialogar y tomar acciones y dejar la mofa y confrontación, a dejar de sólo buscar adeptos y seguidores y buscar más soluciones.

Espero sepan tomar esta crítica que les comparto de la forma más madura.





3 Responses to Ilustres intelectuales…

  1. JK says:

    Lo que me dio risa es que decís que esto “NO es a título personal” entonces qué postura es ? Estás hablando por alguien más ? Jajja obviamente no, acéptalo que si es tu punto de vista personal , no hay de otra no caigás en lo mismo.

    Y por otro lado, en serio estás presumiendo de tener una Mac Pro? Jajsja eso si es lo último que no sabía de vos No hombre ni que fueras el único en el país o el universo Jajajaj y tener una posesión en qué ayuda l cambia el panorama ? XDD

    • rodrigopolo says:

      Buenos días, gracias por tu aporte, respondo a tus inquietudes.

      Discutir “a título personal” es interpretar o percibir que todo lo que se discute tiene el fin principal de herir de una u otra forma al interlocutor, cuando expongo que no es atítulo personal afirmo que es una observación sin un sesgo emotivo, un análisis objetivo el cual presento con tomas de pantalla y links a los tweets de los autores.

      Puede parecer que esté presumiendo una computadora, pero no es el caso, el contexto del “trolleo” de ellos era achacarme diciendo “es un tonto que le regalaron una computadora”, a lo que yo en tono un tanto sarcástico les contesté algo como “¿será un tonto alguien que puede generar el capital para esta computadora?”, si el tema hubiera sido un carro, una TV, un escritorio o cualquier otra cosa, hubiera respondido acorde a ello.

      Jamás nunca debe interpretarse como que tener una posesión te hace más o menos, personalmente creo lo mismo que dijo hace tiempo Jimmy Carter, no debemos ser una sociedad que valore a las personas por sus pertenencias sino por su aporte a la sociedad, algo que practico habitualmente, puedes ver mi perfil en github.com en stackoverflow.com y sitios similares así como este vínculo: http://on.fb.me/1H8cxVx

  2. A Eenriik says:

    “Los progres no buscan debatir, más bien quieren imponer sus dogmas ideológicos, solo se la pasan lanzando acusaciones e insultos (los cuales dejan de ser argumentos) demostrando su falta de criterio.” [GMT]

    En otros países hay progres odiosos, pero en Guatemala es peor, por ser un país pequeño y por lo mismo están más concentrados. Y son más pedantes :V

    Saludos.

Back to Top ↑