Software Windows 8

Published on January 22nd, 2014

5

La epopeya de Windows 8

En octubre del 2012 Microsoft puso a disposición del público la versión de su sistema operativo Windows 8 con un agresivo precio de introducción de $40 dólares americanos para actualización, se presumen varias razones, entre ellas las siguientes.

  • Convencer a los usuarios de migrarse a usar un sistema operativo con una interfaz gráfica diseñada para tabletas touch (Metro).
  • Incentivar a los usuarios que aún se mantenían utilizando versiones muy desactualizadas de Windows (Windows XP, Windows Vista) a migrarse a una versión más reciente de forma legal a un precio accesible.
  • Reducir la cantidad de piratería de su sistema operativo.

Lamentablemente si bien la idea era buena, en la práctica hubo muchos desatinos, el método para actualizar requería descargar un software “asistente” para “analizar la compatibilidad”, realizar la compra y luego instalar Windows 8, sin embargo al detectar el IP del equipo no permitía realizar la compra.

Siendo un tanto terco y gracias a un VPN logré “simular” estar en un IP estadounidense, sin embargo al llegar al método de pago, este requería a como diera lugar una tarjeta de crédito también estadounidense, a pesar de poseer una tarjeta con esa característica el instalador no la aceptó (pero hizo el débito el cual gracias a un doloroso y lento trámite bancario se recuperó), así que intenté realizar el pago vía PayPal, pero tampoco funcionó, razón por la que desistí de aprovechar esa oferta.

Para mi suerte y gracias a la recomendación de un amigo, me enteré que las tiendas Max / Distelsa de Guatemala tenían a buen precio Windows 8, así que fui inmediatamente a comprar una copia, la única copia disponible decía en la caja “Windows 8 Pro” sin mayor información, pregunté al vendedor si era una versión completa para equipos nuevos y me afirmó que así era, el precio aproximado era de $80 dólares americanos así que sabiendo que el upgrade costaba $40 y que no había mayor información de la versión en la caja, supuse que era la versión completa, lamentablemente al terminar la instalación resultó que NO lo era.

¿Cómo identifico qué versión de Windows estoy comprando?

Aquí el primer problema, no me considero ningún gurú tecnológico pero habiendo trabajado en tecnologías de la informática desde 1994, habiendo instalado sistemas operativos de Microsoft desde la época de DOS y no siendo analfabeta tendría que poder fácilmente identificar la versión del sistema operativo leyendo la caja, así que invito a quien quiera a identificar qué versión de Windows es la de esta caja viendo la siguiente imagen (clic para ver en más grande):

Caja Windows 8

Según la caja, en la parte posterior nos comenta las bondades del nuevo sistema, debajo, en letra mucho más chica, indica qué pasaría sí actualiza sin dejar claro si es o no una versión de actualización ya que claramente inicia la frase con un condicional “sí…”, debajo de la caja, los requerimientos mínimos de sistema, y en la parte superior de la caja, el código de barras con números de serie con letra muchísimo más diminuta, al lado derecho de la etiqueta del código de barras, la dirección de Microsoft.

Con esta información a la mano ¿Qué versión de Windows es esta? ¿Para actualizar o la completa? Y acá un problema más fuerte, resulta ser que alguien del departamento de marketing de Microsoft tuvo la “creativa” idea de realizar distintos temas y diseños para las cajas aun siendo estas las mismas versiones, acá un ejemplo de ello:

Windows 8 (Basic)

Windows 8 Pro

¿Cómo pretende Microsoft logar una adopción masiva de su sistema operativo creando tantísima confusión? Y es que si desea comprar Windows se debe investigar bastante al respecto acerca de versiones y ediciones de Windows, primero tenemos las siguientes ediciones de Windows para PCs:

  • Windows 8 (Basic): El de la caja blanca, versión básica e inservible para usuarios entusiastas, le remueven características a la versión Pro para justificar que sea más “accesible”, la más instalada en equipos nuevos por la reducción de costos para los fabricantes de hardware y un insulto a cualquier usuario serio.
  • Windows 8 Pro: El de la caja gris, la versión que todo fabricante debería instalar de fábrica.
  • Windows 8 Enterprise: La versión de Windows 8 diseñada para equipos de oficina administrados por un departamento de IT.

Y todas estas ediciones en versión de 32 y 64 bits, con lo cual tendríamos 6 distintas opciones si no fuera porque Microsoft al fin tuvo la chispa de dar ambos DVDs de la misma edición en un solo paquete, PERO resulta ser que existen versiones de cada edición, cada una con dos DVDs, la versión OEM o de fabricantes, la versión por volumen para empresas, la versión normal común y corriente y la versión de actualización, cada versión por cada edición… si bien sería un caso excepcional encontrar una tienda para usuarios finales con versiones de Windows que utilicen licencia por volumen sí existen dos versiones para el consumidor final, la de actualización y la normal… pero…

¿Cómo se distingue una versión normal de una de actualización?

Bueno, para eso necesitamos una lupa, ¿recuerda la etiqueta con el código de barras en la caja? Ahí encontrará entre todo el enredo de letras, barras, signos, números de serie y sellos de seguridad tres letras, así es, tres letras que determinan la versión… Si la etiqueta tiene escrito “VUP” esto significa que es una versión de actualización y no la versión normal o como Microsoft la llama “Full version”, acá el código:

Las tres letras del código son tan chicas que acá pongo una comparativa contra una moneda:

Código

En otras palabras, compré una versión de actualización y no una completa debido a que:

  • La caja en ningún lado dice de forma clara y visible que es una versión de actualización, sin embargo la caja de la versión normal sí dice “Full version”, lamentablemente NO la tenían en el establecimiento y no pude ver una comparación. ¿Acaso no deberían estar etiquetadas claramente ambas versiones aclarando “Versión de actualización” y “Versión para instalar de cero”?
  • El vendedor me afirmó que era para equipo nuevo.
  • Debido a mi “terrible ignorancia” de no saber los códigos que Microsoft utiliza en las etiquetas de sus productos con el fin de identificarlos
  • Pero sobre todo, debido a la falta de una lupa.

Si se preguntan “¿Por qué este tipo quería una versión de Windows 8 completa y no la de upgrade? Si todas las PCs corren más de alguna versión de Windows actualizable” quiero aclarar qué; utilizo Windows 8 en una Macintosh vía Boot Camp, también sé que se preguntarán “¿Para qué quiere Windows 8? Si el equipo de Apple tiene Mac OS X Mavericks GRATIS” y es algo totalmente válido de preguntar, existen infinidad de razones las cuales expongo en esta otra publicación.

Sin embargo no fue todo en vano, gracias a un artículo de los amigos de Lifehacker encontré cómo activar mi versión de Windows luego de la instalación a pesar de no ser una versión actualizada, sólo se requiere hacer una mínima modificación del registro de Windows y listo, acá el link al artículo:

http://lifehacker.com/5984278/how-to-do-a-clean-install-of-windows-8-with-an-upgrade-disc

Una cosa positiva de que la versión que tenga sea una versión comprada y no una OEM es que me permitió actualizarme a Windows 8.1, sin embargo también hubo una epopeya al querer realizar la actualización ya por ningún motivo Windows 8 abría el Microsoft Store en la interfaz Metro dando un error de “problemas de conexión”, luego de buscar incansablemente en línea tuve la impresión que el procedimiento requería que mi cuenta en de usuario de Windows estuviera “conectada” a una cuenta Microsoft, y en efecto así sí funcionó, el error nada tenía que ver con la conexión a la tienda.

Debido a que trabajo en entornos de desarrollo en ocasiones (una o dos veces por año) opto por “formatear” completamente el equipo y partir de cero, pero ¿Cómo desactivo mi Windows previo a esa operación? Algo que a la fecha no sé ni encuentro información en línea, pero más importante ¿Cómo guardo una copia de seguridad de mi medio de instalación de mi actualización a Windows 8.1? otra gran interrogante que me obliga a realizar la comparativa con una excelente plataforma, Steam.

Steam

En Steam luego de descargar un juego puedo realizar una copia de seguirdad a cualquier directorio o unidad, esta copia está en el formato de la tienda de Steam y luego de generarla puedo formatear completamente el equipo y restaurar la copia con el mismo software de la tienda ahorrándome descargar de nuevo el software… ¿Por qué no implementar esto en la tienda de Microsoft y así ahorrarnos el dolor de…. De tener que descargar en cada actualización?

Otro ejemplo que debería tomar en cuenta Microsoft es cómo funciona la tienda de software de Apple en OS X, la nueva versión de OS X Mavericks es GRATUITA, esta descarga el instalador de OS X en la carpeta de aplicaciones y un usuario intermedio puede guardar este instalador para evitarse tener que descargar de nuevo el sistema operativo, de hecho puede generar un USB de instalación con una sola línea de comando.

App Store Mavericks

La suite de diseño Adobe Creative Cloud tiene un acercamiento también interesante (pero no completo) que Microsoft debería utilizar, la idea de activación y desactivación del software, de esta manera puedo descargar en la PC o Mac que desee las aplicaciones con las que trabajo, activarlas vía mi cuenta de Creative Cloud y al ya no necesitarlas o a la hora de formatear el equipo, desactivar el software. Hago el énfasis en que NO es una solución completa debido a que NO puedo crear una copia local de los instaladores como sucede con el software de Steam.

Adobe CC

Tal vez uno de los desatinos más grandes de Microsoft en Windows 8 (y no me refiero ni a la interfaz Metro ni a la remoción del Start Menu) sea el obligar al usuario a “conectar” o “amarrar” una cuenta de Microsoft a la cuenta de Windows, aquí Apple se luce, la tienda de aplicaciones de OS X maneja un usuario y contraseña para comprar e instalar aplicaciones y no está conectado de ninguna manera al sistema operativo, algo similar al Adobe Creative Cloud.

Pero el desatino más grande de Microsoft es la cantidad de versiones y ediciones del sistema operativo, deberían prestar atención a lo que Apple está realizando con OS X de hace tiempo, una sola versión del sistema operativo para todo el hardware Apple, si se desea que el OS sea un servidor sólo se instala un paquete para ello, así de simple, sin necesidad de un medio físico, vía una descarga en línea, fácilmente de copiar aun USB para instalación, y si bien OS X no requiere activación Microsoft podría mantener un sistema de activación y desactivación de Windows también vía el internet y vía telefónica ¿Qué ciencia tiene eso tecnológicamente hablando?

Ahora bien, todo esto mengua una de las misiones más importantes, el erradicar la piratería, mientras que yo pasé toda esta epopeya intentando instalar legalmente mi sistema operativo y actualizándolo un amigo descargó de un torrent una versión de Windows 8.1 la cual al terminar de instalarse se activa sin ningún paso extra necesario, sin modificar el registro, sin meter números de serie, sin ingresar al Microsoft Store con una cuenta Microsoft, nada, como diría Apple “Out of the box”, mientras, los que queremos pagar y comprar el software para ser justos y estar legalmente solventes, pasamos tragos amargos tratando de entender qué versión de Windows comprar, aprendiendo códigos y “hackeando” el registro para que el ingrato Windows vea que sí pagamos.

Ahorrando Q1,520 ($190)

Agrego entonces un tip a mis lectores en forma de agradecimiento a Microsoft por esta epopeya, en vez de gastar los Q2,000 ($250) en una “Full version” de Windows, compren la versión de Q480 ($60), modifiquen el registro y disfruten de estar utilizando una versión legal de Windows, luego, actualícense al 8.1 gratis.

Como un dato extra, si desean comprar el DVD o ISO de Windows, NO lo hagan desde una PC corriendo Windows ya que descargará el software de instalación y no tendrán una copia del instalador, lo mejor es desde otro sistema operativo (OS X, Linux) o modificando el “user agent” de su navegador para que NO se identifique como una PC corriendo Windows.

Para finalizar comparto el listado de ediciones actuales de Windows 8.1 incluyendo la imagen de la caja:

  • Windows 8.1 (Edición básica) “Full version”, para instalar de cero.
  • Windows 8.1 Pro (Edición completa para usuarios entusiastas) “Full version”, para instalar de cero.
  • Windows 8.1 Pro Pack, un número de serie para actualizar la edición básica de Windows 8.1 a la versión Pro.
  • Windows 8.1 edición básica, versión upgrade, notar la falta de aclaración en la caja de que sea una actualización.
  • Windows 8.1 Pro versión upgrade, de nuevo, sin ningún texto que indique que es una versión de actualización.
Windows 8.1 boxes

Windows 8.1 boxes





5 Responses to La epopeya de Windows 8

  1. Oscar Funes says:

    La confusión del VUP existio desde que salio el Win8 http://mobilenewsdaily.net/2012/11/06/windows-licenses-oem-vup-retail-what-do-they-mean-and-what-do-we-choose/ Pensé que ya habia quedado claro un año despues :/

    • rodrigopolo says:

      Para usuarios entusiastas, en efecto, para usuarios promedio, lo dudo, te invito a preguntarle a cualquier persona que no trabaje vendiendo software.

      Sin embargo lo que me motivó a escribir el post es el “truco” de usar una versión barata para tener la versión completa.

  2. Santiago says:

    Buenas

    Efectivamente me pasó eso y lo compré sin conocimiento alguno en el día de hoy.
    Justamente quería uno completo para instalar de 0 y me encuentro al llegar a mi casa al abrir la caja y sacar el cd, veo que ahí dice recién “actualización”.

    Osea, ¿que hago ahora? ¿Sigue siendo válido el link de lifehacker? Si es así, ya me pongo hacerlo.

    Y la verdad lo de los códigos, es muy confuso porque no lo aclara en ningún lado.

Back to Top ↑